Si te gusta, comparte, por favor. ¡Es básico!
¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Tras reflexionar en lo desastrosos que resultaron ser 2019 y 2020, he decidido contaros cómo veo 2021, en cuanto a proyectos literarios, a ver si se rompe la maldición y por una vez puedo centrarme de verdad en mi trabajo.

Pienso ahora, mientras escribo, que esto podría ser la clásica lista de propósitos de Año Nuevo, de no ser porque ya estamos a mediados de febrero y porque, además, algunos no dependen de mí. Me explico: dado que tengo dos novelas contratadas, más me vale sacar tiempo de debajo de las piedras si no quiero decepcionar a mucha gente.

Proyectos literarios 2021
Ambientación EL MUNDO DEL TÁMESIS

Por suerte, las tengo encarriladas, quizá no del todo, pero sí lo suficiente como para no entrar en pánico, jaja.

Al margen de eso, me gustaría poder publicar por fin la siguiente novela de la serie del MUNDO DEL TÁMESIS, que sé que muchas lectoras la están esperando.

¿Qué fue de Minnie Ravencroft? ¿Llegaremos a descubrirlo en mis proyectos literarios 2021? ¡Ja! ¡Buena pregunta!

TRAZOS SECRETOS (Edición PAPEL. Tapa blanda)
TRAZOS SECRETOS (Edición PAPEL. Tapa blanda)

Pues, si te digo la verdad, yo siempre lo he tenido claro, y me encantaría poder contártelo. La siguiente novela que bulle en mi cabeza, además, tiene ese sabor exótico que siempre me ha atraído. ¿Recuerdas Kaifar?

Bueno, lo recordarás si leíste TRAZOS SECRETOS (esa novela sí que gusta, por cierto, a día de hoy ya tiene 61 valoraciones en Amazon, con un 4,7 sobre 5, ahí es nada, ja, gracias a todos los que se animaron a leerla y a votar).

Pues tengo en mente una ambientación similar. ¡A ver si por fin es posible convertirla en realidad!

Eso sí, de serme posible, la publicaré con la firma de lady Bethany Bells, ya que va a ser la que dedique en el futuro, siempre, a la romántica.

Otro proyecto importante es el de presentarme (¡de nuevo, sí! ¿Quién dijo miedo?) al Premio Vergara.

Proyectos literarios 2021

Sí, sé que ya me publican en el sello (¡qué ganas tengo de que llegue por fin el 15 de abril y os pueda presentar a lady Jolie y a su arrogante vizconde! jaja), que no necesito ganar el premio para conseguirlo. Tras tres veces finalista, agradezco infinito que me lo propusiesen.

Pero qué puedo decirte, me encantaría poder contar con ese premio, creo que es el más importante de cuantos se otorgan en este país.

Tengo la idea, tengo el título (buenísimo, me lo sugirió mi marido), tengo ese regusto interior que sentimos los escritores cuando una idea se va gestando y tiene lo que hay que tener para poner a volar nuestros dedos en el teclado…

¡Vamos, que lo tengo todo! Ahora solo queda la parte esa en la que se suda y se maldice en todo idioma conocido jaja,

Yo, al menos, ya sabes, odio escribir, pero adoro haber escrito. 😉

¿Qué más, qué más?

Ah, en cuanto a romántica, me gustaría poder escribir una comedia actual. Sí, ya sé que no me prodigo mucho en el género, lamentablemente no es uno de mis preferidos, por lo que nunca lo he abordado, si no recuerdo mal. Bueno, tengo NO TE MENTIRÍA DOS VECES, que es una novela divertida, como descubren quienes la leen, pero que encaja quizá mejor en el suspense romántico.

Sin embargo, la idea que me ronda desde hace un tiempo es una comedia actual, divertida y ligera. A ver si se alinean los planetas y me mantienen el buen humor, porque hacer reír es bastante más difícil que hacer llorar.

¿Y qué proyectos literarios 2021 tengo en otros géneros?

Pues, bajo la máscara de Juliah Martin, me gustaría poder publicar al menos la segunda parte de Princesa de Doreldei, ya que gustó la primera. La tengo prácticamente lista desde hace ya demasiado tiempo, a qué negarlo, pero no acabo de decidirme. Es un horror lo mío, con mi convulsiva necesidad de corregir una y otra vez los textos.

También publicaría la tercera parte de Tartessos XV, aunque esa serie ha tenido menos respuesta. No tengo ni idea de por qué, la verdad. Ya se sabe que, publicar, es como la vida: una cuestión de suerte. Sobre todo cuando eres un desastre en promoción, como es mi caso.

Y ya está. Un buen número de novelas en mente, quizá demasiadas, lo sé, lo sé. Siempre quiero zamparme el mundo de un bocado, y luego pasa lo que pasa. Cuando llegue fin de año, ya repasaremos en qué quedaron estos proyectos literarios 2021.

Miedo me da, jaja.